Cross Selling y Up Selling

Qué son y por qué debo aplicarlo

Al momento de vender, existen varias técnicas que pueden ayudar a tu negocio a crecer y generar más ganancias. Está claro que si tienes una tienda en línea, tu principal objetivo - aunque tengas otros - son las ventas. Hoy te vamos a presentar dos estrategias que aumentarán tus ingresos: Cross Selling y Up Selling. Su misión no es otra que aumentar el valor medio y la rentabilidad del carrito de la compra. Aprende cómo puedes aplicarlo en tu negocio digital.


Up Selling

También conocida como venta adicional, es una técnica de ventas que consiste en ofrecerle a un cliente un producto o servicio similar al que quiere comprar o que ha comprado. En otras palabras, desde tu tienda intentas persuadir a los clientes para que elijan determinados productos, similares a los que ya eligió. Estos no necesariamente deben ser más costosos, pero pueden ser productos que prefieres o necesitas vender.

Es importante utilizar esta estrategia antes de que el cliente entre en el carrito de compras, ya que sino lo puedes distraer y perder la venta. 

Para que lo entiendas mejor, te damos un ejemplo:

Tu tienda vende ropa, zapatos y accesorios. Uno de tus clientes busca unos zapatos, y está revisando unos baratos de baja gama. En la misma ficha de producto tu le ofreces unos que son parecidos, mejor calidad y marca, y con una mínima diferencia de precio, o unos que tengas con oferta. De esta forma vendes lo que quieres vender. 


Cross Selling

La venta cruzada, como también se conoce el Cross Selling, se fundamenta en ofrecer a tus clientes productos "complementarios", artículos que se pueden utilizar para complementar el producto elegido. Para que esto funcione, deben tener las siguientes características:

  • Ser un producto complementario al elegido

  • Mostrar los productos de manera discreta, mas no como una distracción.

  • Mostrarlo preferiblemente en la página carrito de compra.


Esta técnica tiene como objetivo multiplicar las ventas, es decir busca aumentar el valor que debe pagar el cliente en el carrito de la compra. De hecho, esta estrategia debe potenciar la venta por impulso de estos productos relacionados mostrando directamente un llamado a la acción (CTA para comprar), sin mostrar una ficha del producto. 

Utilicemos el ejemplo anterior para que lo entiendas. Cuando el cliente ya seleccionó los zapatos que quiere, puedes ofrecerle una cartera o una correa que combine. O un limpiador para esos zapatos específicos, una plantilla para que sean más cómodos, etc. Todo depende de tu imaginación y de lo que creas que puede complementar. 


Si quieres vender más, estas dos técnicas de ventas te pueden ayudar. Es cuestión de saber cuándo las debes aplicar, en que momento del ciclo de compra, para que logres cerrar la venta y no dispersar a tu cliente. Todo se trata de timing, imaginación y de saber qué le puede interesar a tus compradores.  



Si aún no estás vendiendo el línea, contáctanos. 

¡Nosotros te podemos ayudar!